.

5 de agosto de 2010

Compañeros de viaje


Nunca debes pensar que cuando un día amanece esta todo prácticamente organizado y que difícilmente ocurra algo que lo altere o que aparezca una sorpresa que haga que ese martilleante y sin sentido día pueda convertirse y cerrarse de una manera mágica e irrepetible.

No debes pensarlo, cualquier cosa puede ocurrir incluso faltando minutos para que acabe el día y te dispongas a meterte en la cama para descansar y “mimí” (dormir en no recuerdo que idioma).

Y escribo esto porque es habitual que pensemos así casi a diario pero debemos de tener un motivo o un objeto de vida que nos haga mantener la ilusión de que cualquier día puede ser maravilloso independientemente de cómo nos planteemos su forma en los albores de cada mañana.

Todo eso lógicamente es mas fácil si en tu vida existen esas personas que con su hacer y su amor o amistad se encargan de que ocurra lo que no podías imaginar horas atrás cuando tu despertador suena para empezar un nuevo día, tu “primer día”.

Esas personas suelen ser amigos, familiares o alguien tan especial en tu vida que sea capaz de provocar que la comisura de tus labios al sonreir esté mas cerca de tus orejas que de tus hombros.

La vida (y de esto he hablado y escrito en varias ocasiones) es como un viaje, un intenso y enigmático viaje que podemos realizarlo en solitario o de la mano de esos que yo denomino “compañeros de viaje”.

El “compañero de viaje” es aquel que siempre está contigo en cada etapa de tu vital trayecto, el que te apoya, el que te hace sentir diferente e incita a que tu vida pueda ser maravillosa.

Evidentemente existe el “compañero de viaje amigo”, que sería de nuestra vida sin un verdadero amigo en nuestro viaje, pero amigos de verdad de los que nos sobran dedos en una mano para contarlos, de los que siempre andan un metro tras de ti y de esos que cuando caes te ayudan a levantarte sin preguntar porque caíste. Ese es el verdadero amigo no el que te pregunta que provocó tu caída.

A ese no le interesa que te ocurre sino porque te ocurre, aléjate de ellos.

Pero de todos los “compañeros de viaje” yo me quedo con el que comparte contigo en momentos determinados de tu vida tus sentimientos, tu corazón y tus experiencias.

El compañero que ama, que siente, que vive, que comparte…

El compañero que aparece cuando no lo esperas, el que desnuda su alma ante ti, el que todo te lo ofrece, el que sería capaz de ir al fin del mundo contigo, el que provoca que nada sea breve entre tu y él (o ella claro), el que estimula que todo este más cerca de la eternidad que de la inmediatez.

El compañero que produce que nada sea indiferente, todo especial, el compañero que te atrapa, que te aprisiona en su romántica celda y te aferra a su ser.

Algunos, muchos desgraciadamente, no encuentran nunca a ese “compañero de viaje” en muchos casos porque la predisposición a ello es nula o porque la autoestima está tan cerca del suelo que podría pisarse pero animo a todos los que sin encontrarlo o habiéndolo encontrado lo hayan dejado ir o perder que no ceséis en vuestro empeño y tengáis la fortuna de poder encontrar a alguien que comparta el peso de tu equipaje, que vea los mismos amaneceres que tú cada día y que mirando al mar sea capaz de ver mucho más allá que donde rompen las olas, sea capaz de mirar y otear en el horizonte infinito.

Ese compañero que piensa en ti a cada instante, ese que te susurra al oído, que acaricia y provoca que tu piel sienta escalofrío, que te hace tocar el cielo, ese que te sorprende de manera increíble cuando menos lo esperas, ese que no aparta la mirada de ti porque sencillamente mirar hacia otro sitio es absurdo e innecesario.

Sabes de que hablo y sabes que en la maleta de mi vida siempre existirá un hueco para tu cepillo de dientes.

Gracias por aparecer…

Diem _-_

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Tío, eres un crack, me alegro de haberte conocido y poder contar con tu correo para poder disfrutar de tus narraciones porque lo expresas como nadie, viviéndolo. sé que no es fácil que volvamos a vernos, pero me alegraré el día que vengas por mi tierra para darte un buen abrazo e invitarte a comer, cenar, u ofrecerte mi humilde morada para dormir y al mismo tiempo disfrutar de tu compañía. por mi parte, de momento iré a tu málaga querida, aunque seas sevillano, para la feria, ahí, donde van a la feria en bermudas con chanclas blancas, pero ten en cuenta que es agosto, no abril, la gente tiene calor, y yo sé algo de eso, pero los andaluces, más.
recibe un abrazo, querido y estimado D. Antonio L.
antonio josé arreaza
bolaños de calatrava.

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

Muchas gracias por tu comentario tocayo y agradezco enormemente tus palabras. Yo bajaré a Málaga para feria (con chaqueta y corbata claro está) a las sevillanas maneras. Si vas para Málaga en feria no dudes en llamarme si no tienes mi número de móvil me lo pides por facebook para quedar.

Un abrazo y seguro que será más facil de lo que piensas volver a vernos.

P.M.R. dijo...

siendo como eres no te faltaran compañeros de esos de viaje en tu vida y la persona q tenga la gran fortuna de compartir contigo el mejor de los viajes se sentirá inmensamente dichosa por lo conseguido.
lastima q seas persona de compartir un solo cepillo de dientes en tu maleta jejeje
besos y dejes de sorprendernos con estos articulos aunque los cofrades los tienes abandonados.
besos desde san juan aunque estas perdido
P.M.R.

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

PMR gracias, bueno y aclararte que lo que comparto es un hueco en la maleta no el cepillo de dientes, jajaja, el cepillo es intransferible.
Y los artículos cofrades es cierto que los tengo un poco abandonados pero entre agosto, el trabajo y otros asuntos que me ocupan más tiempo se han quedado ahí en espera.
Un fuerte abrazo y aunque no lo parezca estoy en San Juan todos los días excepto los findes que busco mi vía de escape allá donde el corazón me lleve, jejeje.

Anónimo dijo...

Diem_-_????
ya estas con tus incognitas que c... significa eso???
Muy buen post prefiero q escribas sobre sentimientos y la vida q sobre tus viajitos q lo unico q hacen es darme envidia viendo las fotos. jaja

Fdo.- Viajar contigo fue maravilloso.

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

Pues Diem es parte de una frase en latín (Carpe Diem) que significa entre otras muchas cosas "aprovecha y disfruta el momento" y el juego de caracteres "_-_" significa... jajaja.

Este blog a veces solo refleja mi estado de ánimo y ahora tiene menos fotos porque sencillamente viajo menos aunque aún tengo material pendiente de publicar.

No se quien eres y si alguna vez has compartido conmigo alguna experiencia en forma de viaje me satisface que fuese maravillosa.

Anónimo dijo...

Crack siempre, eres el puto amo.
Felicidades compañero.