.

7 de junio de 2010

Cautivado por Málaga

"A todos mis amigos malagueños y especialemene a ti."

Atravieso calle Larios y el olor a incienso me embriaga.

Un grupo de cofrades desmontan los altares del Corpus y me detengo en este rincón de la Plaza de la Constitución, junto al mismo Café Central para comprar un cartuchito de almendras a un buen amigo que hacía mucho que no veía.

Viendo esta estampa se para mi reloj, las agujas retroceden a velocidad vertiginosa y vuelvo a sentirme aquel joven que oía aquello años atrás de: "Vamos a la rica almendra, el cartucho a veinte duros".

Pues están ricas las almendras, si señor, como siempre.

¿Quieres Laura?, ¿pregúntale a Mónica si le apetecen?...



Cautivado por Málaga, así es como me siento y es que esta ciudad sencillamente me tiene prisionero.

Visitada en decenas de ocasiones, pero poco conocida para mí.

Málaga es un perla mediterránea internacionalmente conocida por muchos y quizá poco atractiva para aquellos que tan cerca la tenemos.

Pero esta atracción que siento hacia Málaga viene siendo no solo por haberla descubierto más profundamente sino porque en ella he encontrado el mayor tesoro que pueda tener una ciudad o un pueblo.

Y ese tesoro son sus gentes, sus orgullosos malagueños y sus dulces, bellas, encantadoras y siempre sonrientes malagueñas.

Málaga hay que sentirla, disfrutarla, llegar a ella con sigilo, con mimo y sin hacer ruido, dejándote llevar por su encanto, por su aroma y Málaga te lo devolverá todo sin nada a cambio y multiplicado por infinito.

A tu abrazo responderá con pasión y con entrega total, te dará su piel para que la disfrutes y podrás cruzar miradas con ella que lograran que nunca olvides aquello que has visto o conocido en su interior.

Me gusta escuchar a mis amigos “boquerones”, me gusta entrar y provocar esa sana rivalidad entre mi tierra, Sevilla, y la suya a la que tanto defienden y hacer que salten chispas por un absurdo pique que yo apago con un fuerte abrazo y un gran beso al que siempre encuentro respuesta, siempre una buena y cariñosa respuesta.

No creo en las fronteras, solo creo en las personas, me es absolutamente igual de donde sean solo me importa como sean.

Hoy me apetece escribir sobre mi Málaga, la que yo conozco, la Málaga intensa, la que yo siento, la que yo he acariciado como a olas de mar y la que cada vez me tiene más cautivado y seducido.

Y todo gracias a ti.

No escribiré sobre su Semana Santa, a la que tanto admiro, sobre su Alcazaba, sobre su playa, no escribiré nada de su calle Larios, de su “Manquita”, de su embrujo Picassiano o de lo a gusto que puede estar uno tomando un vino en la “Bodega el Pimpi” o un buen pescado en el Pasaje de Chinitas, no escribo nada que uno no pueda consultar en una guía de viajes.

Escribo sobre la Málaga que me hace disfrutar, escribo sobre ti.

Te observo, te miró fijamente, te mantengo la mirada y tú, Málaga, sencillamente me sonríes…



Muralla de la Alcazaba

La sombra de la higuera

Patio interior de "El Pimpi"

Torreon del palacio del Museo Picasso

Fachada principal de la Catedral, con su torre manca

Campanario de la Catedral

Pasaje de Chinitas

Larios

El cenachero

Entre calles

Graderío romano


Gracias a Bedsonline y a mis cicerones malagueñas por permitirme conocer un poquito más de esta bella ciudad.

11 comentarios:

Jose Luis Beds dijo...

Diossssssssssss.... un poco mas y lloro leyendo tus textos y poesias, muchas gracias señor por tus comentarios, y digo señor porque eso es lo que eres.... todo un SEÑOR, siempre es y sera un placer recibir gente tan fantastica como tu en nuestra tierra, lo que entre nosotros seria "LA BUENA GENTE".

Gracias Antonio por ser como eres y los buenos momentos que hemos pasado juntos.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es un señor, una gran persona y un tio de los que se viste por los pies.

Es un hombre de los que ya no quedan.

Y yo se lo que tu quieres a Málaga y tambien lo mal que lo pasaste por allí, igual no tiene motivos suficientes para hablar tambien pero es alguien que solo saca lo positivo de todo y es con lo que se queda.

Siempre de frente amigo, siempre de frente "sevillano y boquerón".

Anónimo dijo...

q engañados nos tenías, se echan en falta tus artículos y tu presencia
por favor no cambies nunca y sigue sacando sonrisas a quienes te rodean esa es tu gran virtud como persona.
me alegra verte de nuevo inspirado.

fdo: alguien q te quiere.

q bonito dijo...

este niño es pa comerselo.
q bien escribes "mi arma" sevillano.

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

Muchas gracias a todos o todas, no sé, por vuestros comentarios.

Pero no merezco tanto alago.

"El alago debilita".

Un beso fuerte y esto hace que me sienta fuerte para escribir que es una de mis grandes pasiones.

Anónimo dijo...

Vaya PEAZO de texto el de Málaga, y los de otros destinos también, pero el de Málaga llega!!!!!

Cada día que pasa me quedo más sorprendida contigo!!!!!

No te agradezco como eres, es algo natural tuyo. Pero si te doy las gracias por los momentos tan bellos que me has hecho pasar, las risas y sonrisas que has provocado en mi con tanta facilidad. Y no te halagamos, expresamos lo que tu transmites y aportas.
No cambies NUNCA por nada!!!!!!!

Un beso muy fuerte

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

Gracias por tu último comentario, sabes que es recíproco el sentimiento.

En esta vida la mitad de la gente se levanta todas las mañanas con la intención de joder a la otra mitad que simplemente lo que queremos es ser felices y disfrutar de la vida.

Yo elegí estar en el segundo grupo... y espero no cambiarme.

Otro beso muy fuerte para ti que aunque dejas un mensaje anónimo se muy bien quien eres.

NOTA: Pido disculpas a todos por escribir "halago" sin h, ha sido un lapsus gramatical, jejeje.

Anónimo dijo...

Genial.
Un malagueño no lo hubiese hecho mejor y hago mia tu dedicatoria especial.
eres un buen tio miarma.

Espero q nos veamos pronto y volver a reirnos tanto como siempre.

Un amigo boquerón.

Anónimo dijo...

Por casualidad pasé por esta pagina y empezé a leer los textos.... bastantes intensos son... y mas me halaga al saber que eres sevillano y te gusta tanto málaga a mi eso me hace un halago por que yo precisamente soy de ahí de mi querida ciudad. Gracias por pensar así de ella, me siento feliz al saber que personas como tú precisamente escribe esto tan intenso y que seguramente lo sentirá como tal.
Besos.

Victoria dijo...

Me has saltado las lagrimas, no conocía esta versión tuya, pero me agrada.
No cambies.
Un beso malagueño.

Antonio Luis F. de los Reyes dijo...

Gracias Victoria, otro beso para ti.